Todas las regiones hondureñas serán participes del diálogo: presidente Hernández

Representantes de la sociedad civil del Valle de Comayagua ofrecieron un espaldarazo a la propuesta del gran Diálogo Nacional que promueve el presidente de la República Juan Orlando Hernández en el combate a la impunidad y la corrupción en la primera jornada regional para extender puentes en el interior del país.

"Todas las regiones hondureñas, sin excepción, serán partícipes de este gran diálogo que en la primera ronda con diferentes representantes del pueblo nos ha dejado grandes expectativas y coincidencias en favor de las familias hondureñas" dijo el gobernante al tiempo que aseguró que todos los hondureños tienen las puertas abiertas en las conversaciones.

Al término de la instalación de la socialización regional del Sistema Integral Hondureño de Combate a la Impunidad y la Corrupción (SIHCIC), el coordinador del Consejo de Desarrollo de Comayagua, Roger Cantarero dijo que "es una forma como todos podemos participar y construir y que todos al final nos convirtamos en agentes de cambio para el país".

La iniciativa presidencial, que se enfoca en el fortalecimiento de la investigación criminal y la persecución penal, así como de la impartición de justicia; la seguridad de operadores de justicia, de sus familias e instalaciones; la creación de un observatorio de la justicia y el establecimiento de un sistema de integridad del sector privado, fue explicada a los ciudadanos por el presidente Hernández.

"Hemos estudiado la propuesta que hemos estructurado a través del Consejo de Defensa y Seguridad para trazar la hoja de ruta en materia de transparencia y lucha contra la corrupción", afirmó el mandatario tras agradecer el apoyo expresado por diversos sectores representados en el Consejo de Desarrollo local.

Un espacio para conocer propuestas

La invitación al diálogo ha sido escuchada y acogida por representantes de 22 sectores que llegaron no solo para conocer los alcances de la iniciativa, sino que para expresar sus propuestas.

Este proceso, que es coordinado por el ministro de Trabajo, Carlos Madero, inició el pasado 23 de junio con el llamado del Presidente para que todos los sectores sean parte de un diálogo sin condiciones para lograr una impartición de la justicia transparente y que ya cuenta con la participación de facilitadores de la Organización de los Estados Americanos (OEA), de representantes de las iglesias Católica y Evangélica, mientras las Naciones Unidas envió una Misión Exploratoria para conocer la opinión de los sectores hondureños sobre el tema.

Entre los grupos que se han reunido con el presidente Hernández están colegios profesionales, centrales obreras, grupos campesinos, empresa privada y sector económico, la Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Honduras (FENAGH), medios de comunicación y representantes de la academia.

También se reunió con la Asociación de Municipios de Honduras (AMHON), sector turismo, Jóvenes Contra la Violencia, patronatos, juntas de agua, locatarios de mercados, palmeros y azucareros, cuerpo diplomático y etnias.

"Estoy contento con la respuesta de los sectores organizados del país por acudir a la socialización del Gran Diálogo Nacional, todos tenemos cabida con la elaboración de las propuestas, como ya la hizo el poder Ejecutivo", indicó el presidente Hernández al ver la respuesta de los sectores que han participado hasta la fecha.
Han sido jornadas de diálogo muy ilustrativas en las que los diferentes grupos que han participado han tenido la oportunidad de expresarse. "Indistintamente que sea el Presidente de la República el que convoque a un diálogo, o cualquier otra persona que lo haga, en una democracia el diálogo es la única forma para sacar adelante cualquier tipo de desacuerdo o divergencia", señaló monseñor Juan José Pineda, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Tegucigalpa.

Edgardo Benítez, en nombre de la Confederación de los Pueblos Autóctonos de Honduras (Conpah), dijo que "los pueblo indígenas manifestamos que hemos tomado la determinación de sentarnos al gran diálogo en cumplimiento de la asamblea general".

Fulgencio Colón, de la Federación de Patronatos de Honduras, manifestó durante el encuentro con el gobernante que "estamos dispuestos a luchar porque el país nos pide estar unidos, y creemos en usted".

La socialización regional es solamente otra fase del proceso, ya que posteriormente los cinco puntos del SIHCIC serán tratados en una mesa especializada, en la que participarán, sin condicionamiento alguno, todos los sectores que deseen hacerlo.

Además se constituirán tantas mesas como sean necesarias para abordar los temas específicos de desarrollo planteados por los sectores que quieran ser parte del cambio y la transparencia en Honduras.