Presidente Hernández: llegó el momento del diálogo entre todos contra la corrupción con apoyo de OEA y ONU

El presidente Juan Orlando Hernández aseveró hoy que llegó el momento del diálogo entre todos los hondureños para estructurar un plan contra la corrupción y la impunidad, con el apoyo de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Organización de Naciones Unidas (ONU).

La próxima incorporación de la OEA al Diálogo Nacional "es un gran paso para Honduras", manifestó el gobernante, quien subrayó que "es el momento de poder escucharnos entre todos".

Destacó la importancia de la visita del secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien este fin de semana presentará oficialmente al facilitador del Diálogo Nacional por parte de ese organismo, el diplomático chileno John Biehl.

El Diálogo Nacional, que está en marcha desde hace varias semanas, es una iniciativa del presidente Hernández, quien ha propuesto la creación del Sistema Integrado Hondureño de Combate a la Impunidad y la Corrupción (SIHCIC).

El mandatario afirmó que "hay que aprovechar esta oportunidad como hondureños y estructurar un plan, una hoja de ruta, de corto, de mediano y largo plazo, para estructurar ya lo que sería el plan de lucha contra la corrupción, contra la impunidad, e instalar en Honduras una cultura de la trasparencia".

Hernández recordó que la OEA y la ONU "en otros países como en Guatemala ayudaron a montar una comisión internacional contra la corrupción e impunidad", denominada Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

"Hoy, después de ver las experiencias de Guatemala y otros lugares del mundo, podemos los hondureños dialogar entre nosotros y sacar algo mejor que lo de Guatemala, algo mejor que lo de otros países, y para mí es un sistema que podamos revisar todos los hondureños y hacer nuestras propias propuestas", planteó Hernández.

Como ejemplo, destacó que "ya el Consejo Nacional de Defensa y Seguridad hizo una propuesta en base a las experiencias exitosas que hemos tenido en la lucha contra el crimen organizado, que también es corrupción".

Apertura a nuevas propuestas

El presidente de la República enfatizó su confianza en crear "un sistema integrado hondureño con apoyo internacional para poder tener éxito, mucho más éxito, en la lucha contra la corrupción, la impunidad, e instalar una cultura de la transparencia".

"Pero también es el momento para que cualquier hondureño o cualquier grupo de hondureños hagan otra propuesta al diálogo", admitió.

"Por ejemplo, si hay hondureños, como en efecto reconozco que los hay, que creen que algo estilo Guatemala es lo conveniente, bueno, que lo planteen en el diálogo, que lo discutamos todos los sectores de la hondureñidad, y si alguien cree que puede haber algo adicional, también que lo plantee", añadió.

Hernández recalcó que este "es el momento de poder escucharnos entre todos, porque lo bueno del diálogo es que no solamente es la parte de Gobierno o la parte de los partidos políticos", sino que incluye a "iglesias, empresarios grandes, medianos, pequeños, gentes de los mercados, representantes de los consejos regionales, colegios profesionales".

Argumentó que "también debe haber un compromiso de parte de los que no están en el Gobierno porque para que exista corrupción en el Gobierno alguien más de afuera también participa normalmente".

"Entonces", puntualizó, "necesitamos que participemos todos y me parece que es la bonita oportunidad que tiene Honduras de dar un cambio extraordinario y sentarnos todos, dialogando, a construir algo propio, nuestro, con el apoyo con la experiencia internacional".

El mandatario insistió en que "este es el momento en el que los diferentes sectores hagan la propuesta que deseen y que dialoguemos entre nosotros".

Hernández agradeció a la OEA, la ONU y las iglesias católica y evangélica de Honduras por su apoyo en la facilitación del Diálogo Nacional.